1. Costos Accesibles: Uno de los mayores beneficios que ofrece el comprar una casa o departamento en preventa es que el costo es más barato. Por lo regular, las desarrolladoras sacan promociones, de entre el 10 al 30% de descuento en la compra. Esto dependerá de la etapa de construcción. Si aprovechas la primera etapa, encontrarás precios más accesibles y competitivos en la zona del proyecto.
  2. Escoges la casa que te gusta: Otra ventaja es que, inicialmente existen más modelos de departamentos o casas disponibles. Si compras en la última fase o en entrega inmediata, tienes menos opciones de elección.
  3. Plusvalía en un futuro: Dependiendo de la zona en donde se esté construyendo, puede tener un futuro incremento en la plusvalía. Esto representa un gran beneficio para ti, ya que si compras una propiedad más barata en Preventa, cuando decidas venderla puedes obtener hasta un 20 y un 30% de ganancia, sobre lo que invertiste.
  4. Nuevas Instalaciones: Como se está construyendo, cuando te mudes gozarás de instalaciones totalmente nuevas. La otra buena noticia es que en el contrato de compra se incluye una cláusula de garantía,  la cual te asegura la reparación de averías o fallas en la construcción que puedan surgir durante el primer año del inmueble.
  5. Pagar enganche y el saldo de manera diferida: Algunos desarrolladores te permiten dividir el enganche en distintos pagos y/ó pagas un enganche del 20 y/o 30% y el saldo te permiten diferirlo a varias mensualidades, lo que representa una gran ventaja para tu economía.